Etiquetas

En el año 1814, alguien escribió al periódico El Censor General, en su edición de Cádiz, poniendo en sus manos las memorias de Sir Johon Robinson, en las que se habla de los Illuminati, muy a fondo además.

En mi opinión, estos ejemplares que aquí hoy se muestran son de obligada lectura para entender mejor lo que en realidad son los Iluminados, aunque aconsejo no leerlos desprendiéndose del pensamiento crítico, bueno ni esto ni nada. No solo nos cuentan la, en aquellos tiempos, corta historia de los Illuminati, sino que nos muestra cartas que el propio Adam Weishaupt escribe a algunos de sus hermanos Illuminados. Las escribe como Spartacus, que es el nombre que eligió como Illuminati. Spartacus como el hombre que ayudó á la insurrección de los esclavos y que en tiempos de Pompeyo puso en consternación a Roma, durando su convulsión tres años.

También nos muestra fragmentos de cartas enviadas por otros iluminados a Weishaupt o entre ellos.

Antes de transcribir algunas de las cosas que se pueden leer en las memorias, mínimamente, me gustaría recalcar los nombres que se asignan algunos de ellos como Illuminati:

Xavier Zwack, era Cato, El Barón Knigge – Philo, El Barón Basus – Annibal, el Marqués de Constanza – Diómedes, Nicolai (un librero de Berlín) fue llamado Luciano, otro nombre Illuminati se señala, pero no se dice quien era, su sobrenombre era Mahomet. Y para el final he dejado a Herzel, que se hacía llamar Macius. Y le he dejado para el final, porque me ha recordado a Theodor Herlz, al que se considera el padre del sionismo moderno. Como varias veces a Zwack se le llama Zuack en las memorias, he creído que sería muy posible que Herzel fuera Herlz, no Theodor pero si un antepasado suyo. Pero como digo esto es una teoría mía que por el momento no puedo constatar.

Algunas de las cosas que Weishaupt apunta en sus cartas son:

“Como todo aspirante al iluminismo se supone Franc-Masón la urbanidad de esta protesta hace forzoso, que le haga una impresión agradable, recordando entonces las horrorosas imprecaciones, y terribles pruebas que se le hicieron a su recibimiento a los diferentes grados de la Franc-Masonería.”

“Nadie más que el general y la junta saben el resultado de estas cosas, y todos están obligados a mantenerse desconocidos al mundo, tanto en sus personas como en sus procedimientos.”

“Si los tres años de noviciado pasan sin que el candidato progrese en las noticias; el Minerval, no debe procurar su ulterior adelantamiento; entonces será juzgado inhábil, quedando franc-masón de la más alta clase, y llamándose santa bene.”

“En vano acudirá a sacar sabiduría de las instrucciones sistemáticas; que los superiores no tienen empeño en

semejantes instrucciones, ni obligación de formar hombres especulativos, sino activos que inmediatamente puedan ser empleados en el servicio de la orden”

“Durante estos experimentos, en los cuales se pasan uno, dos o tres años, el novicio no conoce a ninguna persona de la orden, sino a su maestro con quien tiene las frecuentes conferencias, y algunos de los Minervales”

“Este mismo objeto alguna vez exigirá de ti sacrificios, y sacrificios que nadie fuera de la orden podría ejecutar por falta de fortaleza; pero tú, como todos tus hermanos, vas a convertirte en luz, y en un manantial de alegrías …..”

“Con este plan, dirigiremos la especie humana, poniendo con los medios mas simples en combustión y movimiento a todo el orbe”

“Porque cada símbolo por si y todos juntos, combinados en un grado, explican felizmente la nueva religión y nuevo gobierno que vamos a establecer.”

“Consiguiente a esto se impone a cada uno de ellos, la obligación de ser espía de otro, y aun de todos los que le circuyen. Nada podrá substraerse de nuestra vista, y con estos medios descubriremos luego a los porfiados, y los que reciben con frialdad las doctrinas peculiares del estado, y las opiniones religiosas que se les exponen; y por último serán admitidos solamente a la participación de todas las máximas y misterios, y a la de la constitución política de la orden, los que sean verdaderamente dignos…”

“¡Qué necio! solamente es pecado lo que produce el error, y en este caso, cuando la utilidad excede al robo, éste se convierte en virtud meritoria”

“Es más fácil manifestar que el ateismo es amigo de la sociedad que explicar el cristianismo masónico”

Un mes después de empezar a publicar las memorias de Sir Johon Robinson, El Censor General, dejó de publicarse. ¿Casualidad? De por sí, su último número se dedica solo a este tema.

Aquí os dejo todos los enlaces y al lado de la fecha la página donde empieza la publicación de las memorias y cartas. Con la página me refiero a la de el pdf de la BNE.

4 de agosto de 1814, página 4. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004253361&search=&lang=es

8 de agosto de 1814, página 5. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004253402&search=&lang=es

11 de agosto de 1814, página 5. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004253427&search=&lang=es

15 de agosto de 1814, página 1. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004253459&search=&lang=es

22 de agosto de 1814, página 1. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004253641&search=&lang=es

25 de agosto de 1814, página 1. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004253671&search=&lang=es

29 de agosto de 1814, página 3. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004253701&search=&lang=es

1 de septiembre de 1814, página 1. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004253739&search=&lang=es

5 de septiembre de 1814, página 1. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0005512361&search=&lang=es

8 de septiembre de 1814, página 1. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0004253755&search=&lang=es

12 de septiembre de 1814, página 1. http://hemerotecadigital.bne.es/issue.vm?id=0005512374&search=&lang=es

Anuncios