Etiquetas

, , , , , , , ,

Del 1 al 22 de julio de 1944, se realizó en el complejo hotelero de Bretton Woods, en New Hampshire, Estados Unidos, la Conferencia Monetaria y Financiera de la Naciones Unidas, donde se alcanzaron los acuerdos de Bretton Woods. Allí fue donde se establecieron las reglas para las relaciones comerciales financieras entre los países más industrializados del mundo, se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

El Sistema de Bretton Woods tiene su origen en una idea de John Maynard Keynes, que en materia de política económica consistía en tratar de conducir el crecimiento económico al plano global. Ya que este era el objetivo de la conferencia.

Estados Unidos e Inglaterra llevaban tiempo trabajando en la idea de un gran acuerdo de postguerra, que según ellos ofrecería garantías de prosperidad al mundo. Los dos presentaron sus propuestas ante 44 países, que en aquellos tiempo mostraba una “amplia representación”, si tenemos en cuenta que lo que hoy se conoce como Tercer Mundo todavía eran colonias de las potencias europeas. La conferencia contó con la presencia de Estados Unidos, Inglaterra, Francia, países latinoamericanos, China que se retiraría 5 años después tras el triunfo de la revolución comunista).

Estados Unidos consiguió imponer su propuesta, formulada por el economista Harry Dexter White que se basaba en:

  • La construcción de un banco central mundial, que condujera globalmente la liquidez y fuera responsable del apoyo a países con excedentes de exportaciones -por consiguiente, el que estabilizara la economía mundial- (propuso la creación de una Moneda mundial).
  • Un “fondo para la reconstrucción y el desarrollo”, el que promoviera la puesta a disposición del crédito para los países de bajos ingresos.
  • La creación de una organización internacional del comercio, la que se ocupara especialmente por la estabilidad de los precios de los bienes de exportación primarios.
  • Además un programa institucionalizado “soft aid programme” vinculado a las Naciones Unidas, sobre los subsidios no reintegrables que se deberían llegar a adjudicar.

El objetivo más importante de Bretton Woods fue el nuevo orden de la economía mundial y el apoyo al comercio a través de un régimen internacional monetario (Bretton Woods System) con tipo de cambio estable y fuerte y con el dolar estadounidense como patrón. Los componentes más importantes de este sistema fueron.

  • Total convertibilidad del Dolar estadounidense en oro con una cotización de 35 dolares por onza (El banco emisor de estadounidense estaba por consiguiente obligado a comprar y vender el dólar a dicha cotización).
  • Obligación del resto de los bancos centrales al mantenimiento de las respectivas cotizaciones internas a través de intervenciones en el mercado de divisas, manteniendo los márgenes de fluctuación establecidos.
  • Adjudicación de créditos del FMI por problemas transitorios de la balanza de pagos.
  • Ajuste de las paridades por dificultades permanentes en la balanza de pagos.

Hoy en día las únicas reliquias de Bretton Woods que perduran son pocas, pero las básicas que se proponía imponer, el Banco Mundial, el FMI, y el GATT, que aunque se transforma con los años sigue ahí, la Organización Mundial del Comercio, surgió del GATT y tanto el ya alcanzado TPP como el que parece se alcanzará este año el TTIP, según hizo saber el Ministro Margallo a través de la página Web del Ministerio de Asuntos Exteriores, nada más llegar de la Conferencia Bilderberg de este año. Son hijos del GATT, la nueva generación.

Y ahora veamos algunos ejemplos de lo dicho en la prensa de la época.

El 2 de julio La Vanguardia hacía un análisis de la situación ante y antes de la conferencia monetaria que nos ocupa, al parecer en Norteamérica el proyecto no había sido recibido con mucho entusiasmo y en Inglaterra había sido objeto de duras críticas. Hoy en día después de 70 años, las palabras escritas por Bollar, en La Vanguardia, cobran sentido al leer que se había tachado el proyecto de incoherente, endeble, confuso en la redacción material y en la expresión. Se había pedido reiteradamente una puntualización de conceptos y sobre todo de terminología con el fin de que no llamara a engaño en el futuro. Para algunos esto será aclaratorio de nuestra situación actual y a otros no les sorprenderá a nada ya que es a lo que se nos tiene acostumbrados. Se puede leer el artículo completo en este enlace a final de página.

El 3 de julio, la Hoja del Lunes de la Coruña, presentaba la conferencia de Bretton Woods como la solución a la amenaza contra la libertad de las naciones por medio de la cooperación, el gran titular fue que para la reconstrucción del mundo, se imponen empréstitos internacionales de gran envergadura y se hacía eco de las declaraciones del norteamericano Morgenthau. Leer aquí, al final de la página. La Hoja del Lunes de Madrid, plasmaba palabra por palabra la misma noticia, aquí la dejo por si lo queréis comprobar, pero si habéis leído la anterior no necesitáis leer esta. La de Barcelona hizo lo propio, noticia patrocinada por la Agencia EFE.

El 4 de julio ABC publicaba una breve nota sobre la Conferencia y sus objetivos. En la última columna de la página enlazada. Lo mismo hacía la Vanguardia, ampliando levemente la información al hacerse eco de algunas de las palabras del presidente Roosevelt. Leer aquí en la última columna.

El 5 de julio La Vanguardia, informaba sobre la intervención de Keynes en la Conferencia Monetaria, se hace especial referencia a los rescates, en aquella época llamados empréstitos que el Banco Mundial podría conceder a los países que lo necesitaran. Leer aquí empieza en la penúltima columna y continúa en la última.

Henry Morgenthau (hijo)

El 6 de julio, La Vanguardia informaba de como se analizaba La Conferencia Internacional Monetaria desde Lisboa. ya que aunque en la conferencia solo participaban representaciones de las Naciones Unidas, Portugal desarrollaba sus actividades más importan en el área de influencia de la libra esterlina y el dólar. Por otro lado la conferencia había declarado que llamaría a colaborar a los países afines y aliados y por lo visto Portugal se podía considerar uno de esos países. Los países latinoamericanos abogaban por adoptar la plata como patrón monetario, pero los 25.500 millones de dólares en oro que atesoraba Estados Unidos en ese momento jugaban en contra de los que pretendían hacer de la plata un patrón monetario. Leer todo el artículo en la página enlazada.

El 11 de julio, ABC aseguraba que Estados Unidos era poseedor del voto de más importancia, debido a que era el país que más dinero aportaba al proyecto. Lee aquí en la primera columna, segunda noticia.

El 14 de julio, ABC, se hacía eco de las dificultades para ponerse de acuerdo entre EEUU y la URSS, aunque la Delegación norteamericana negaba haber dado a Moscú un ultimátum lo cierto es que se dio un plazo al gobierno soviético para dar una contestación sobre si estaban dispuestos a contribuir con su participación en oro. Lo puedes leer en la última columna a final de página.

El 15 de julio La Vanguardia, en su página número 7, hacía referencia a la conferencia bajo el titular, La actual pobreza británica, en dicho artículo se duda que Washington aprobara lo decidido en Bretton Woods, aún a la espera de la contestación Rusa, el periódico sitúa como primer accionista a Estados Unidos, en el segundo lugar a Inglaterra y el tercero lo reserva para Rusia. Se hace eco también de las palabras dirigidas por el delegado indio a lord Keynes “Nosotros, si la tesis británica triunfa, no tenemos medio de concurrir a ese fondo y a ese Banco pese a las enormes sumas que nos debe Inglaterra, porque nos hallamos en la paradójica situación del hombre millonario que dispone de una fabulosa cuenta corriente bloqueada y no tienen en el bolsillo dinero físico para pagar el alquiler de un taxi”. Leer aquí al final de la última columna.

17 de julio la Hoja del Lunes de Barcelona, informaba sobre los avances de la conferencia, contaba que se había llegado a un acuerdo para formar un fondo de ocho mil millones de dólares en oro, según dicha publicación, los estadounidenses aportarían 2750 millones e Inglaterra y Rusia 1300 millones cada una. Se decidió que el 50% del oro quedara depositado en los Estados Unidos. Se rechazó la propuesta de reducir la contribución de los países devastados por la guerra. Leer todo el artículo aquí. La Hoja del Lunes de la Coruña, daba protagonismo a la creación del Fondo Monetario Internacional, para comparar y ampliar información puedes acceder a la noticia aquí. También podéis comparar con la Hoja del Lunes de Madrid.

La Vanguardia del 18 de julio, hacía varias anotaciones sobre lo que acontecía aquellos días en Bretton Woods, anotaciones mezcladas con la audiencia concedida al primer ministro italiano Bonomi por parte del Papa y las vacaciones de la Cámara Turca. Se habla como principal punto de la creación del fondo monetario y las aportaciones de cada país para su formación, De los ocho mil millones acordados, como ya hemos visto en anteriores recortes de prensa, y afirma que se hicieron grandes concesiones a Rusia como país productor de oro. Leer aquí en las dos últimas columnas de la página enlazada.

En el tramo final de la Conferencia, los franceses seguían descontentos porque no hubiera salido adelante la propuesta franco-rusa de mostrar condescendencia con los países devastados por la guerra y así se lo hicieron saber a la prensa. La Vanguardia se hacía eco el 21 de julio en su página 7, segunda columna.

El 23 de julio La Vanguardia informaba sobre los 3175 millones de dolares que Estados Unidos decía suscribir para el Banco Mundial, 425 millones más que lo aportado al FMI, Inglaterra contribuyó con 1300 millones y Rusia con 900 millones. EEUU, Canadá y China aceptaron el aumento de sus suscripciones para compensar la reducción de otras aportaciones. Leer en la última columna de la página enlazada.

El 25 de julio ABC afirmaba que la Conferencia acababa el día 23, y se hace eco de algunas de las palabras dichas en los discursos de los jefes de las delegaciones participantes, Henry Morgenthau hijo, anunció que el Gobierno Soviético tomaría parte en el Banco Mundial contribuyendo con una cuota de 1200 millones de dólares, añadiendo que dicha colaboración era una de los signos más esperanzadores acerca de las posibilidades constructivas del mundo. Leer aquí al final de la última columna.

Anuncios